En invierno, durante las épocas más frías del año, una estufa o chimenea en casa es el aliado ideal para disponer de todo el confort climático que un hogar necesita. 

Los elementos usados como combustible han ido cambiando con el paso del tiempo y evolucionando hacia recursos como el combustible de biomasa granulado que actualmente conocemos como pellet.

Las ventajas y beneficios que ofrece el uso de estos comprimidos sólidos son muchos, empezando por el magnífico poder calorífico del pellet. No son pocas las empresas que ofrecen la venta de sacos de pellet. De hecho, la variedad es sustancial. De igual manera que lo son los diferentes tipos de pellet.

En Alternativa Pellet no solo te ofrecemos la mejor opción en estufas y chimeneas alimentadas con pellet, sino que también te recomendamos el mejor producto para que disfrutes de sacarle el máximo partido a todo el poder calorífico del pellet.

Qué es el pellet

El pellet es un combustible de biomasa en grano alargado fabricado con madera de forma totalmente natural. 

Se trata de cilindros pequeños o pellas de madera compuestos por una masa apretada elaborada con serrín natural seco y que no incorpora aditivos para estar unida, ya que la presión durante su fabricación ayuda a la lignina del serrín a adquirir esa forma compacta. 

Precisamente es esa composición dura y de gran densidad la que permite disfrutar del poder calorífico del pellet. 

Composición del pellet

Uno de los beneficios del pellet, y de las cosas que más contribuyen a que sea una alternativa mucho más conveniente y amigable, tanto con el medio ambiente como con el bienestar económico del usuario, es lo simple de su composición.

El pellet es un tipo de combustible ecológico, pertenece a la categoría de las biomasas, que es toda aquella materia orgánica que sea de origen vegetal o animal y pueda ser usada como combustible.

El uso de pellet se ha vuelto bastante común entre las personas que gustan de acceder a alternativas ecológicas, además de entre aquellos dueños de chimeneas y estufas que buscan reducir el gasto de su factura de la luz a final del mes.

Se trata de un tipo de combustible que está hecho generalmente de serrín o virutas de madera, que son comprimidas entre sí hasta lograr pequeños cilindros con una longitud mínima de 6 milímetros y máxima de 10 milímetros.

Actualmente, existen varios tipos de pellet:

Los pellet de clase A1, o de primera calidad, son aquellos que dentro de su composición no tienen ningún producto químico o un añadido que no sea de origen natural. Está formado única y completamente por madera sin tratar que proviene directamente del postconsumo, sin corteza ni agregados, que presenta un bajo contenido en ceniza, cloro y nitrógeno.

Los pellet de clase A2, son los clasificados como de segunda clase. Constituyen una alternativa más económica que, si bien están realizados de restos de madera, al igual que los de tipo A1, sí contienen cenizas y restos de otros materiales que afectan la pureza y la calidad.

Los pellet de clase B son aquellos cilindros que están fabricados con todo tipo de maderas procedentes del reciclaje, con lo que no pueden garantizar la ausencia de químicos o añadidos.

Pellet certificado

A la hora de comprar pellet para estufa de biomasa te encontrarás con que hay pellets certificados y pellets no certificados. Los certificados que corroboran la calidad del granulado de biomasa son 2:

Certificado ENplus

Es el certificado de control de calidad de pellet más conocido en España. Esta valoración la realiza la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, conocida por sus siglas AVEBIOM.

Certificado DINplus

En ese caso, el análisis de calidad lo realiza la certificadora alemana DIN CERTCO.

Cómo saber si el pellet es bueno

Independientemente de estos certificados, si quieres comprobar si el pellet es de buena calidad, conviene que te fijes en varios aspectos. 

Por una parte, el pellet debe tener un color uniforme y brillante. Si está bien compactado, los restos de polvo deberían ser mínimos. Y, por último, un pellet de la mejor calidad debe presentar una densidad superior a la del agua.

Para comprobar este último punto, solo tienes que sumergir algunos cilindros en agua. Si no se desintegran es porque está fabricado con componentes no naturales que permiten su compactación. En cambio, si se deshacen en el agua es que son de buena calidad.

¿Por qué usar pellet?

Usar pellet como combustible para las chimeneas y estufas en casa supone muchas ventajas, tanto para los usuarios como para el planeta tierra y el medio ambiente. Utilizando una menor cantidad de dinero es posible calentar un hogar de forma eficiente gracias al poder calorífico del pellet.

Una de las mayores ventajas del poder calorífico del pellet, además del ahorro económico, es que al ser el pellet una biomasa CO2 neutra, ayuda a que la emisión de gases de efecto invernadero sea reducida o casi nula, por lo que no contamina ni modifica o interviene en los ciclos naturales como lo hacen otro tipo de combustibles.

Todas las características del pellet, hacen que sea mucho más rentable que otros combustibles, ya que su densidad es mayor y la pérdida energética es reducida.

De este modo, es necesario usar una cantidad menor para obtener los resultados deseados, además de ser mucho más económico que los demás.

¿Cuál es el poder calorífico del pellet?

Hasta el día de hoy, el pellet es el único tipo de biomasa que está considerado, en todo el mundo, como combustible normalizado. Esto sucede porque es el único combustible que puede estar a la par de otros, como el gas.

El poder calorífico del pellet es aproximadamente de 4180 kcal/kg y tiene un rendimiento de hasta el 95%, con una pérdida energética mínima. Lo que se traduce en que, en comparación con otros combustibles comunes, permite un ahorro de hasta un 50% en las facturas.

La clave del rendimiento y efectividad del pellet radica en su proceso de fabricación. Además, se ha comprobado que un kilo de pellet equivale a medio litro de petróleo, por lo que con dos kilos de pellet se obtienen los mismos resultados en cuanto a combustión que con un litro de gasóleo.

El pellet se usa como combustible para una clase de estufas específicas. Si buscas calidad y rendimiento, en Alternativa Pellet podrás encontrar las mejores opciones. Llámanos para conocer los diferentes tipos de estufas de pellet y sacarle el máximo partido al poder calorífico del pellet.