Calidad del pellet: tipos y normativa

  • Combustible Pellet

Calidad del pellet: tipos y normativa

Los pellets de madera utilizados en edificios presentan el certificado EN/plus, que controla los procesos del producto.

Con la certificación EN/plus se obtiene un respaldo otorgado por parte de una entidad independiente, AENOR, que garantiza la conformidad de la producción o comercialización de pellets de madera con los requisitos establecidos en el Manual EN/plus para la certificación de pellets de madera para usos térmicos.

El objeto de la certificación EN/plus es asegurar un nivel constante de calidad de los pellets a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la fase de producción hasta la posterior comercialización, logística y entrega al consumidor final.

El proceso de certificación, AENOR, como tercera parte independiente realiza una visita a las instalaciones para poder asegurar el cumplimiento de los requisitos. En la visita a productores de pellet o a entidades que ensacan pellet, se procede además a la toma de una muestra de producto que es enviada a laboratorio acreditado con el fin de analizar los parámetros requeridos y determinar la conformidad con las exigencias EN/plus. En función de los resultados del análisis el pellet puede clasificarse en tres distintas calidades:

Calidad EN/plus-A1

Está formada por los pellets de mayor rendimiento. Su contenido en cenizas y nitrógeno es mínimo porque procede de madera virgen y natural a la que se ha quitado la corteza y que no ha sufrido tratamientos químicos. Es la calidad de pellets más recomendable en las calderas domésticas, ya que cuida la instalación, prolonga la vida del aparato, produce pocos residuos y aporta la mayor potencia calorífica.

Además presenta otras dos características importantes; su humedad es inferior al 10% y la cantidad de cenizas residuales que genera es inferior al 1% de su masa en seco.

Calidad EN/plus-A2

En los pellets “A2” aumenta ligeramente el contenido de cenizas y de elementos químicos porque proceden de desperdicios de las carpinterías, serrerías y restos de poda de árboles. Tienen un poco más de humedad que los de calidad A1.

Calidad EN/plus-B

En este caso la calidad disminuye porque aumenta el porcentaje de elementos químicos. Los  pellets proceden de los residuos de madera usada, y contienen restos de pintura o barniz.

Fuente: AENOR