Las estufas y calderas de biomasa, en las que se incluyen las estufas de pellet y calderas de pellet, utilizan diversos combustibles para la obtención de su potencia calorífica. La biomasa se puede diferenciar en cuatro tipos diferentes.

Antes de proceder a la explicación del artículo es necesario aclarar que Alternativa Pellet se encuentra especializada únicamente en estufas de pellet y calderas de pellet.

Tipos de estufas y calderas de biomasa

Tipos de estufas y calderas

El pellet de biomasa, la solución más sostenible,

La biomasa que utilizan las estufas de pellet y calderas de pellet puede proceder de diferentes fuentes, la recomendación es que el pellet que se utilice como combustible siempre sea certificado para evitar daños en las estufas y calderas.

La Biomasa Residual

Se trata de la biomasa que se obtiene de los restos de otras industrias producidas por la mano del hombre. Se trata de un tipo de biomasa con un coste de producción relativamente bajo. Este tipo de biomasa ayuda al aprovechamiento y al reciclaje de los restos de materia prima que se utiliza en cualquier tipo de industria.

La Biomasa Natural

La biomasa natural hace referencia a los residuos generados por la naturaleza, los cuales no son aprovechados. La utilización de este tipo de biomasa previene accidentes y catástrofes naturales como los incendios ya que gracias a su obtención y su utilización para la obtención de energía los bosques, pastos y campos están más limpios.

El Cultivo Energético

Los cultivos energéticos son materias primas que se utilizan para la obtención de energía un ejemplo de cultivos son las plantaciones de caña de azucar. Estos cultivos son sostenibles por el medio ambiente y su producción es controlada con el nivel de necesidad.

La Biomasa Agrícola

La biomasa agrícola se obtiene del reciclaje de los residuos que producen la industria agrícola. La utilización de estas materias produce un menor número de residuos y el biocombustible que se obtiene es económico. Un ejemplo de este tipo de biomasa es el combustible biodiesel que se puede utilizar en algunos tipos de vehículos.

¿Cuáles son los tipos de biomasa más utilizados para calentar nuestro hogar?

El Pellet

Se trata de la biomasa que mayor potencia calorífica produce, gracias al diseño de las calderas de pellet y estufas de pellet. Se puede reconocer fácimente, son cilindros pequeños de serrin compactado con la propia sustancia que lleva la madera (una resina llamada lignina). El almacenamiento de este tipo de biomasa es más sencillo que el de otros tipos de biomasa ya que viene almacenado en sacos de 15kg. Se tiene que tener especial cuidado con la humedad, puesto que el agua y la humedad reducen el poder calorífico de esta biomasa.

Las estufas de pellet y calderas de pellet Alternativa Pellet sólo aceptan pellet como combustible, el pellet recomendado para el mantenimiento de la garantía es el pellet EN-Plus A1, se trata del pellet de mayor calidad. Este tipo de pellet produce menores residuos y prolonga la vida útil de nuestra estufa o caldera. Los residuos que produce el pellet son recomendables para el medio ambiente y la huella contaminante es cero con la atmósfera.

Las Briquetas

Se trata de otro tipo de biomasa también producida en cilindros, mucho más grandes que el pellet. Este tipo de cilindros es similar en tamaño a la leña y se puede utilizar en diferentes tipos de estufas. Producen menos residuos que la leña y una mayor potencia calorífica.

Las Astillas

Son trozos de madera pequeños de diferentes tamaños, su potencia calorífica varía según del árbol o materia prima que procedan. Este tipo de biomasa genera una potencia calorífica aceptable pero en comparación al pellet, generan una gran cantidad de residuos y en comparación económica tienen un precio mayor que la leña.

La Leña

El nivel de poder calorífico de la leña depende de la procedencia de esa madera, según el árbol tendrá un nivel u otro. La leña aunque es el sistema más económico, es también el que mayor ceniza y residuos desprende, a su vez necesita un gran espacio para el almacenamiento y que este esté seco.

Cáscaras de Almendra o Huesos de Aceituna

Otros tipos de pellet están producidos de los residuos que proceden de la agricultura. En el caso español, debido a la producción de aceite que realiza nuestro país, el pellet de hueso de aceituna es el más popular dentro de esta categoría.

Tipos de Calderas y Estufas de Pellet

Las Calderas y Estufas de Pellet son los sistemas de calefacción de biomasa más efectivos y eficientes con el combustible. Estos sistemas de calefacción están a la vanguardia tecnológica y a la vanguardia de la sostenibilidad en lo que a calefacción y hogares se refiere. Alternativa Pellet está especializada únicamente en este tipo de estufas y calderas de pellet debido al gran ahorro que producen en las familias y la facilidad de almacenamiento de su combustible.

Dentro de la familia del pellet existen tres grandes familias de máquinas que contienen este combustible.

Estufas de Aire de Pellet

Las estufas de pellet de aire son las más sencillas dentro de esta familia. Gracias a su combustión controlada calientan mediante aire caliente la estancia donde está localizada la estufa emitiendo aire caliente.

Dentro de esta categoría de calefacción de pellet se encuentran las Estufas de Aire Canalizables, son modelos de estufas que permiten la instalacción de tubos canalizables para poder calentar diferentes estancias dentro de la misma vivienda. La calefacción se transmite por aire caliente y la propia estufa tiene dos conductos uno de extracción de humos y otro de salida de calor para mantener la máxima seguridad posible.

Estufa de pellet

Hidroestufas de Pellet

Las hidroestufas de pellet, calientan de dos formas, en primer lugar calientan las estancias donde se encuentran situadas debido al calor que desprenden este tipo de calderas (calderas mixtas) y a su vez tienen la posibilidad de conectar radiadores para así poder calentar diferentes estancias conectando el sistema que tiene la estufa al sistema de radiadores de la vivienda.

Caldera de pellet

Calderas de Pellet

Son los sistemas de calefacción de pellet más potentes, pueden calentar tanto un sistema de calefacción instalado en la vivienda con radiadores como el sistema de agua sanitaria de cada domicilio y así poder eliminar otro sistema de gasto energético en la vivienda como un termo de agua o una caldera de agua de gas.

Beneficios de las Estufas o Calderas de Pellet

La utilización de estufa y calderas de pellet para calentar nuestro hogar tiene una serie de beneficios y ventajas en comparación con los otros combustibles de biomasa, por encima de las ventajas de la utilización de gas y electricidad como son el ahorro de hasta un 70% en la factura y el apoyo a la creación de un mundo más sostenible.

La salida de humos que requiere una estufa o una caldera de pellet es más discreta que otros sistemas de biomasa. Este tipo de biomasa no produce ningún tipo de olor en la vivienda, lo que hace que sea mucho más cómodo.

El pellet es más sencillo de almacenar, viene en sacos de 15kg y viene aislado. Este tipo de combustible es más complicado que se humedezca, puesto que viene en sacos (se recomienda que estos sacos sean transparentes para así poder observar el combustible, siempre es recomendable que se mantenga en el lugar más seco posible.

Otro de los beneficios de usar pellet como combustible es que la producción de este combustible es nacional. La producción de este pellet en la Península Ibérica garantiza el consumo de los hogares y esa producción ha crecido en los últimos años más del nivel de consumo de pellet en España. La garantía de producción en nuestro país logra una estabilidad en los precios de mercado. El consumo de pellet ayuda a la limpieza de nuestros bosques y campos, parte de la madera que se utiliza para crear este combustible se obtiene de los materiales reciclados que producen nuestros bosques, esta reutilización previene incendios.

Pellet de biomasa

El pellet al es un combustible prensado y produce un poder calorífico mayor que otras biomasas, este punto sumado a que las estufas y calderas de pellet están diseñadas con las últimas tecnologías reduce el consumo de pellet al mínimo para aprovechar al máximo sus prestaciones y ser lo más sostenible posible. El máximo aprovechamiento produce una menor emisión de CO2 a la atmósfera, lo que produce que cada estufa o caldera instalada convierta ese hogar en eco-friendly.

Los residuos que produce el pellet son mínimos en comparación con otras estufas de biomasa, estas cenizas se almacenan en un cenicero que es muy sencillo de limpiar y de extraer. Estos residuos se pueden reutilizar en campos, jardines o plantaciones, para producir un mejor crecimiento de las plantas. Si necesita más información sobre los residuos que produce el pellet puede consultar AVEBIOM, asociación española de biomasa.